Tratamiento del agua

Los beneficios de la electrólisis de sal

¿Cómo funciona una Electrólisis de Sal?

Los sistemas de electrólisis salina añaden un nuevo concepto en el tratamiento del agua de la piscina, ya que aumentan la calidad del agua, evitan la utilización de productos químicos y facilitan los trabajos de mantenimiento.

Proceso de la electrólisis de sal:

1. Añadimos sal común al agua, aproximadamente 4 gramos por litro de agua (una proporción nueve veces menor que la de la sal en el mar, en proporción parecida a la de una lágrima).

2. Una vez disuelta, le aplicamos una corriente eléctrica mediante el electrodo, la sal se convierte en cloro y, por lo tanto, ya tenemos el producto desinfectante que necesitamos en el agua que destruye todos los microorganismos que pueda haber en el agua.

3. Una vez que el cloro ha cumplido su función como agente desinfectante se vuelve a convertir en sal, por lo que la concentración de sal permanece constante y sólo hay que hacer pequeñas reposiciones debido a la pérdida que se produce por los lavados del filtro.

¿Cuáles son los beneficios de la Electrólisis de Sal?

Salud

Mayor relax corporal a través de un agua y un ambiente más limpio, tu piscina está desinfectada automáticamente. Evitará irritaciones de ojos y mucosas además de la sequedad de la piel y cabello. Desaparecerán por completo el olor y sabor a cloro en su piscina, además desaparecen los ambientes corrosivos e insalubres. Inhibe el crecimiento bacteriano.

Ahorro

El 90% de los gastos en productos químicos son eliminados, sólo se consume estabilizante (la primera vez) y reductor de pH. Además el único producto añadido al agua es SAL COMÚN.

Sostenibilidad

No es necesaria la manipulación de productos químicos. El consumo de electricidad es similar al de una bombilla. No es necesario el almacenamiento de productos inflabables. El agua está limpia, saludable y cristalina.