Reguladores de pH

  • Reguladores de pH
  • Reguladores de Alcalinidad

Reguladores de pH

La regulación del pH es el primer paso para tener un agua saludable y respetuosa con la piel.

Un valor pH correcto entre 7,2 y 7,6 es la base para el resto de medidas de cuidado del agua.

El valor pH puede estar sometido a fuertes fluctuaciones. Cuando no se mantiene dentro del intervalo ideal, el resto de pasos para el cuidado del agua no funcionan adecuadamente.

Si el pH es demasiado alto:

– Irritación en la piel y los ojos

– Disminución del efecto desinfectante

– Empeoramiento de la floculación

Si el pH es demasiado bajo:

– Corrosión de los metales

– Irritación en piel y ojos

– Empeoramiento de la flocuclación

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close