Terma romana

Terma romana

Antiguamente las termas romanas se calentaban a través de una serie de canalizaciones debajo del suelo donde se hacia circular agua calentada previamente con carbón o leña, con lo que se conseguía el nivel de temperatura y el grado de humedad deseados.
Las características diferenciadoras de la terma romana respecto al resto de baños térmicos, reside en las condiciones climáticas especiales de humedad y temperatura que se producen y mantienen en la misma.
En estas condiciones de relación entre temperatura y humedad, podemos considerar que la terma romana es un baño de calor que se encuentra a medio camino entre la sauma y el baño de vapor.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close